Los aniversarios, los cumpleaños, los números redondos  para muchos son dignos de festejos, sobre todo para aquellos que tienen un vínculo emocional con ese momento, con ese evento que se está evocando. Bueno, para los integrantes del Grupo Salieris también. El 27 de octubre es ese momento especial. Se cumple un año del primer número de Palabras Transitorias y creemos que vale la pena celebrarlo y aprovechar también la ocasión para hacer un breve repaso de lo ocurrido en este magnífico año. Tampoco vamos a desaprovechar la oportunidad para contarles un poco sobre la historia del grupo. Pasen y vean, bienvenidos.

* * *

Orígenes del Grupo y surgimiento de Palabras Transitorias

Es difícil establecer cual es nuestro “mito de origen”, sin embargo es posible rastrear un momento de arranque. Muchos de los integrantes de Salieris comenzamos a “encontrarnos” en las Asambleas de Estudiantes de Historia de la Facultad de Humanidades de la UniversidadNacionalde Mar del Plata por el año 2007 y sobre todo en el 2008. El trabajo en torno a algunas de las actividades que surgieron de esas asambleas como los talleres sobre Historia y Literatura o la organización de ciclos de Cine nos otorgaron el tiempo necesario para que nos fuéramos conectando. Por eso no es de extrañar que, al mismo tiempo que esa experiencia asamblearia se iba diluyendo, fuera apareciendo un “nuevo nosotros”, un grupo con una identidad distinta respecto a ese primer colectivo que nos cobijó y sirvió de paraguas para que nos conociéramos. Cuando terminamos de tomar conciencia de esta nueva realidad es que decidimos conformar lo que actualmente es el Grupo Salieris.

Durante mucho tiempo, la actividad central del Grupo Salieris fue la organización de distintos ciclos de cine, talleres y charlas que tuvieron lugar en la sala Pablo Neruda dela Biblioteca Central de nuestra Universidad. Sin embargo, de ese espacio, de las conversaciones entre nosotros en los cafés del complejo universitario, de las empanadas y guisos de lentejas compartidos, comenzó a gestarse la idea de hacer algo más, de complementar los ciclos y talleres con alguna otra “cosa” donde empezar a volcar las inquietudes que en nosotros empezaban a surgir, así como también incorporar gente que tuviera ganas de trabajar para construir algo nuevo, distinto.

A mediados de septiembre del 2010 y tras una serie de “fracasos organizacionales” nos reunimos y decidimos llevar adelante lo que veníamos madurando individual y colectivamente. Nadie dudó que el ciberespacio fuera el objetivo al cual debíamos apuntar. Así que tras algunas discusiones e intercambios de opiniones el Blog Palabras Transitorias comenzó a tomar forma.

No fue fácil el armado del primer número y menos elegir la fecha de lanzamiento. Finalmente decidimos aprovechar que el 27 de octubre, a raíz del feriado nacional decretado para la realización del censo, la mayor parte de la población iba a estar en sus casas para subir las notas y beneficiarnos de este “encierro obligado” para llamar la atención. En esa primera edición todos los integrantes de Salieris escribimos nuestras primeras notas y comenzamos a opinar sobre algunas de las cosas que más nos apasionan y que con más recurrencia aparecían en nuestras conversaciones: cine, política, tele, literatura, música, cultura en general, si se me permite la expresión.

Características de Palabras Transitorias

Desde sus comienzos, como usted habrá podido observar, el Blog tuvo muchas secciones y en el último tiempo hemos incorporado algunas más. La cantidad y variedad de las mismas es un reflejo de la necesidad que había en el Grupo de hablar, y sobre todo de escribir, sobre cosas que no necesariamente tenían que estar relacionadas con la Historia, con la Literatura, con lo estrictamente académico. En este sentido, la irrupción de los blogs y la explosión de las redes sociales, resultó fundamental para lo que estábamos pensando. Nos permitió encontrar un nicho donde desarrollarnos y comenzar a soltarnos.

En algún punto, también somos hijos de la crisis Argentina del año 2001. Lo ocurrido en nuestro país despertó, incentivó, aumentó el interés por la Historia y por las Ciencias Sociales en general. Pero en ese interés también se exteriorizaba una crítica a la forma en que hasta ese momento se escribía y se enseñaba. La gran cantidad de nuevos programas, libros y demás iniciativas que surgieron para dar respuesta a esta inquietud, a esta necesidad de nuevos conocimientos en un leguaje diferente, tuvo un fuerte impacto en nosotros. Cuando nos decidimos a escribir resolvimos hacerlo por fuera del corset que impone la escritura académica, y muy atentos a lo que resultara más versátil, cómodo, y adecuado para el medio en el que nos íbamos a mover. El resultado fueron notas cortas, de no más de 700 palabras, sin aparato erudito que las sostuviera y con una fuerte presencia de la subjetividad.

Esta última cuestión sin embargo nunca fue abiertamente planteada entre nosotros. Unos días atrás, a raíz de una entrevista que nos realizaron a los integrantes de Salieris sobre Palabras Transitorias, se vio claramente en nuestras respuestas, lo importante que era la subjetividad del autor hasta el punto de ser una cuestión central a la hora de escribir. Lo curioso de esto es también que, en estos doce números de Palabras Transitorias, los columnistas invitados, aquellos que se han sumando con sus escritos, también supieron captar la importancia de esta dimensión. Esta cuestión, sin embargo, no ha ido en detrimento de las secciones. Cada sección supo encontrar su rumbo, su hilo conductor, aún teniendo que navegar sobre este magma de subjetividad. Sobre este punto, no me quedan dudas que los responsables de sección deben llevarse todos los laureles. Fueron ellos los que han sabido imprimirle su sello y otorgarles las características que las hacen ser lo que son pero que a su vez llaman a otros a querer participar con sus notas y comentarios de esta aventura.

 * * *

Transformación en Revista Digital

Tras doce meses de trabajo, con idas y vueltas, con discusiones y muchas satisfacciones y con algunos cambios e incorporaciones al staff del Grupo, nos encontramos hoy con ustedes para celebrar, para festejar, la transformación de lo que comenzó siendo un pequeño Blog de un grupo de amigos de la Facultad, en una Revista Digital que de a poco se va ganando un espacio en la web. Cuando hace unos días, a raíz de la presentación de la Revista en Mar del Pata, tuve que explicar porqué habíamos decidido trasformar el Blog en Revista Digital se me ocurrieron dos cuestiones de las cuales agarrarme. En primer lugar, porque creemos que es la mejor forma de consolidar este proyecto cultural, o político cultural, en el que se transformó Palabras Transitorias. En segundo lugar, transparentar lo que nosotros creemos que es Palabras… y abrir la posibilidad a todos aquellos que aun no se han decidido a colaborar enviando alguna nota a que lo hagan. No sé si son las mejores razones, o los argumentos más acertados pero para nosotros son suficientes y con eso alcanza. Saludos a todos y gracias por estar con nosotros.

Alejandro Morea – Director

Anuncios