El próximo dos de abril se cumplirán 30 años del desembarco de tropas argentinas y de la recuperación, al menos momentánea, de las Islas Malvinas. Malvinas, como “tema”, ha movilizado a la sociedad argentina y ha generado más de una controversia, posiciones encontradas y reclamos de los más variados. Desde la temprana intervención de un grupo de intelectuales exiliados en México mientras se desarrollaba la guerra, pasando por el reclamo de los excombatientes en los años noventa para que le reconocieran derechos como veteranos de guerra, hasta el día de hoy con la aparición del “famoso documento” firmado por Sarlo, Romero, Lanata, etc.

El reclamo por la recuperación de las islas se encuentra fuertemente enraizado en la cultura e identidad Argentina no sólo en aquellos vinculados a los nacionalismos de izquierda o de derecha sino también en el ciudadano de a pie. Por lo tanto, no es de extrañar que la aparición de posiciones que van a contrapelo de este sentir popular, generen polémica y discusión. Son estas situaciones las que nos permiten ver la profundidad de las raíces de esta identificación con esos lejanos archipiélagos de los mares del sur en nuestra sociedad. ¿Acaso alguien duda del rol central del Estado y de la guerra misma en la construcción de ese sentimiento? A nuestro entender, no quedan dudas de la necesidad de continuar pensando y reflexionando sobre lo ocurrido en 1982 pero también mirando antes de esa fecha y cómo se reactualiza en el presente. Pero no necesariamente para deconstruir este sentir vigente en muchos argentinos, sino para tener en claro cómo funciona nuestra sociedad, qué elementos han colaborado en la construcción de estas identidades y lograr una mayor comprensión de ciertos comportamientos sociales, de estas discusiones y reacciones.

En este contexto, desde el Grupo Salieris, hemos decidido aceptar el desafío que significa intervenir activamente en la discusión pública y llevar a nuestros lectores una serie de pareceres, opiniones y formas de aproximarnos al tema Malvinas a partir de la intervención de los miembros del comité editorial así como también la participación de invitados. Como ya es una marca de Palabras Transitorias, las notas reflejan lo heterogéneo de este colectivo, la diversidad de posturas ideológicas, políticas y estéticas que conviven entre nosotros así como también entre nuestros colaboradores.

Por otro lado, acercarnos a Malvinas ha significado un segundo reto para los integrantes de Salieris: abandonar, al menos por este mes, la libertad e independencia de criterio que prima en cada una de las secciones al momento de escribir las notas que brindamos en cada edición, para tratar de construir un número dedicado por entero a una temática central, en este caso Malvinas. Es por eso que en esta oportunidad, podrán observar que algunas de las habituales secciones han sido dejadas de lado por la dificultad de adaptarlas al tema elegido así también algunas otras como La Conversación o Paravalancha han sido reforzadas con más de un artículo para complejizar el cuadro. Por otro lado, queremos invitarlos a que relean la entrevista que algunos meses atrás Joaquín Correa le realizó a Federico Lorenz, un historiador que ha dedicado gran parte de su trabajo a investigar y escribir sobre Malvinas y que fue parte de nuestra edición Nº 10:  “En un sentido colectivo creo que ya estamos en malvinas”. Nada más, esperamos que disfruten esta edición y haber salido airosos con la propuesta de este mes para quizás repetirla en un futuro.

Alejandro Morea- Director

Anuncios